La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal dedicada al traslado de inmigrantes irregulares desde las playas de Marruecos hasta Castilla y León. La banda, que explotaba a sus víctimas valiéndose de su situación de necesidad, estaba asentaba en León y en las provincias limítrofes de Palencia, Valladolid y Zamora.

Fruto de la investigación han sido detenidas diez personas, quienes conseguían autorización de residencia por circunstancias excepcionales con motivo de arraigo social, por medios ilícitos y con ánimo de lucro. Otras cinco personas han resultado investigadas. La organización está acusada de favorecer la inmigración ilegal, de explotación laboral y de fraude a la Seguridad Social.

Según confirmaron fuentes policiales, el líder de la organización gestionaba el traslado de inmigrantes irregulares en patera, mayores y menores de edad, desde playas de Marruecos hasta Algeciras y Cádiz. En estos lugares, otros miembros de la organización los iban a buscar y viajaban hacia otras provincias por carretera, en coche o en autobús, y ofertaban “paquetes” de traslado con entrada en España desde su país de origen… Seguir leyendo