Med Yasser Boubekri

La emisión televisiva “Grand Format” de la secunda cadena marroquí “2M” presentado, el miércoles 26 de enero 2022, un episodio titulado «La cara oculta del caso Pegasus», un asunto judicial actualmente examinado por los jueces de Francia donde Marruecos denuncia a varios periódicos por difamación.

Frente a las cámaras de 2M, Olivier Baratelli y Rodolphe Bosselut, los dos abogados franceses del Reino de Marruecos en este caso, subrayan quel país norteafricano ha sido injustamente atacado por acusaciones sin fundamento y que sus difamadores deben responder de sus actos.

A la espera de que la Justicia francesa haga su trabajo, el misterio sigue siendo el emisor de la lista con “los miles” de nombres que supuestamente han sido espiados por Marruecos gracias al sistema Pegasus.

Para intentar resolver este misterio, los investigadores de 2M buscaron aclaraciones entre eminentes especialistas de los medios de comunicación como Pascal Airault, Dominique Wolton y François Soudan, y ante el experto en inteligencia Alain Juillet.

Todos indicaron que las reglas elementales del trabajo periodístico profesional no fueron respetados en el asunto Pegasus. Wolton lamentó que algunos medios de comunicación transmitieran información falsa, sólo para ser los primeros en publicarla. Más grave aún, añade Alain Juillet, haciendo el paralelismo con el asunto Clearstream que había apuntado en Francia a Nicholas Sarkozy, cuando era ministro del Interior, la manipulación nunca está lejos.

«Hay personas que tienen interés en oponer algunos países a otros, en este caso Marruecos y Francia», y se sorprende de no constatar que ningún americano, por ejemplo, sea citado ni en el asunto Pegasus ni en los Panama Papers o incluso en los China Papers.

Los investigadores de 2M se interesaron a la entidad Forbiden Stories. Encontraron su dirección en París, pero no encontraron la oficina que dice. También señalaron que esta organización sin fines de lucro tiene una lista bien elaborada de donantes europeos y estadounidenses. 

También observaron que la lista original del caso Pegasus se entregó por primera vez en Berlín. Y Alemania es un país conocido públicamente por su uso del software Pegasus, pero que no fue citado por Forbiden Stories.

Para François Sudan, no cabe duda de que Alemania, que no oculta sus ambiciones africanas, se ve obstaculizada por el creciente liderazgo de Marruecos en su continente. «Con la política dinámica y prudente del rey Mohammed VI, el Reino suscita celos», confirma Christian Cambon, presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores, Defensa y Fuerzas Armadas del Senado francés.