Las llegadas se siguen produciendo ante la pasividad marroquí. Grande-Marlaska asegura que el Gobierno será “contundente en la defensa de las fronteras”. 2.700 personas han sido devueltas

Varias unidades del Ejército de Tierra se han desplegado en la madrugada del martes en Ceuta para ayudar en las labores de control de las calles de la ciudad tras la entrada de cerca de 6.000 inmigrantes, la mayoría marroquíes, por los espigones fronterizos. La llegada de personas a nado y a pie fue constante durante todo el lunes y continúa en la mañana de este martes en la misma playa donde se han desplegado tanques. En las últimas 24 horas, miles de jóvenes, pero también familias enteras, se han lanzado al mar ante la pasividad de las autoridades marroquíes. Entre los recién llegados se calcula que hay cerca de 1.500 menores de edad. Un hombre murió en el intento…. Seguir leyendo