Nuevo desplante de Biden a Sánchez en una de sus crisis más graves

Un nuevo desplante diplomático de la Administración de Joe Biden a Pedro Sánchez pone en evidencia la frialdad con la que Washington se conduce con respecto al actual Gobierno español. Justo en el pico de la crisis con Marruecos, con el Ejército español ya desplegado en Ceuta por la llegada masiva de inmigrantes a nado permitida por la corona alauí, el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, ha llamado a su homólogo marroquí para hablar sobre Israel y Gaza, y sobre todo para reforzar «la importancia de la sólida relación bilateral y el papel clave de Marruecos en el fomento de la estabilidad en la región».

Esas son las palabras exactas del portavoz del departamento de Estado, Ned Price, que ha emitido un comunicado público sobre la llamada mantenida entre Blinken y el ministro marroquí de Exteriores, Nasser Bourita, este martes 18 de mayo. Según Price, ambos funcionarios «hablaron sobre su preocupación compartida por la violencia en Israel y Cisjordania y Gaza, que se ha cobrado la vida de civiles israelíes y palestinos, incluidos niños».

Marruecos fue el cuarto país en firmar acuerdos diplomáticos con Israel por mediación de Donald Trump, tras Emiratos Árabes, Bahrein y Sudán, que se sumaron a Egipto y Jordania. A cambio de que Marruecos reconociera a Israel, la Casa Blanca respaldó oficialmente el año pasado la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental. Con este sorprendente anuncio, Trump le brindó a Marruecos un decisivo apoyo días después de que el Frente Polisario, que defiende el establecimiento de una República Árabe Saharaui, declarara la guerra a Rabat, rompiendo un acuerdo de alto el fuego que ambos tenían desde 1991. Respondía así a la intervención armada de Marruecos para despejar un paso fronterizo con Mauritania que mantenían bloqueado los saharauis….Seguir leyendo