Las entradas en Ceuta de inmigrantes marroquíes registradas durante esta madrugada
 
y, también, a plena luz del día se elevan a 145 (último dato facilitado por la Delegación del Gobierno). Buena parte de ellos son menores de edad y hay registradas como mínimo dos familias al completo. Marruecos ha seguido mirando hacia otro lado existiendo una clara orden de no actuar ante las salidas a nado de magrebíes que se han ido sucediendo en goteo, sin freno. No caben dudas, porque ni de noche ni esta mañana los agentes marroquíes han ejercido el control de fronteras obviando la salida de aquellos que se arrojaban al mar ante sus ojos y conseguían así bordear el espigón de Benzú para cruzar a Ceuta.

1 of 29-+

Los guardias civiles tan solo podían recogerlos y evitar que se produjeran desgracias. La mayor presión se ha producido desde Beliones aunque ha habido también pases aislados ejercidos desde el Tarajal. Y despacio, perfectamente visibles, los nadadores cruzaban a la ciudad sin que Marruecos haya movido un dedo. Es el segundo gesto claro de no actuación que se produce en menos de un mes y tiene lugar coincidiendo con el malestar suscitado en el reino alauita tras la acogida de Brahim Ghali, algo que ha desencadenado una auténtica crisis.

Nave del Tarajal completa y vídeos de salidas en redes sociales

La Cruz Roja ha asistido a todos los recién llegados procediendo a su traslado a la nave del Tarajal que está de nuevo al completo y en donde se ha montado un dispositivo de la Policía Nacional para registrar las identidades de los nadadores. Es ahora labor de los agentes de Extranjería fichar a todos los que han entrado, haciendo separación de menores y adultos.

Esta entrada tiene lugar en un momento en el que se está dando a conocer informaciones variadas sobre dejación de funciones de Marruecos, junto a la proliferación de vídeos de salidas de subsaharianos en barcas desde las playas de Tánger, aunque no se ha dado veracidad oficial a los mismos.

Fuente