La Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos se ha puesto en contacto con la Fiscalía de la Audiencia Nacional para que se cite a declarar al presidente y líder del Frente Polisario, Brahim Gali, que se encuentra en España para recibir asistencia sanitaria.

A raíz de una querella de esta asociación contra Gali, la Audiencia Nacional abrió en 2012 una investigación por un presunto delito de genocidio, torturas, asesinato y desapariciones, pero nunca pudo interrogarle y el caso fue archivado provisionalmente.

Fuentes diplomáticas confirmaron anoche que el Gobierno ha permitido la entrada de Gali en España por razonas humanitarias, para recibir asistencia sanitaria, pero declinaron ofrecer más detalles. También el Frente Polisario ha confirmado este viernes la presencia de su secretario general en nuestro país.

La Asociación Saharaui señala que han decidido actuar tras constatar por diferentes fuentes que el secretario general del Polisario se encuentra en España con identidad argelina falsa (Mohamed Benbatouche), ingresado en el Hospital San Pedro de Logroño.

Por eso pide la reapertura del caso y que se le cite como investigado para interrogarle.

Recuerda que Gali fue ya citado a declarar por el titular del Juzgado número 5 de la Audiencia Nacional en noviembre de 2016, tras difundirse que iba a participar en una conferencia en Cataluña, pero no apareció, y no ha vuelto a pisar suelo español hasta la fecha.

En la querella se denuncia el trato que el Frente Polisario dio en Tinduf (Argelia) en los años 80 del siglo pasado a los prisioneros de guerra y los ciudadanos saharauis, especialmente los de origen español.

La Asociación acusa al Polisario de “retener contra su voluntad a miles de saharuis en los campos de Tinduf con la complicidad de las autoridades de Argel”.

Preguntada por este asunto, la consejera de Salud y portavoz del Gobierno de La Rioja, Sara Alba, ha recordado este viernes que “por privacidad de los pacientes” no se puede facilitar información relacionada con los enfermos que se encuentran en los hospitales.

En la misma línea, el gerente del Servicio Riojano de Salud, Alberto Lafuente, ha dicho que desconoce la identidad de los pacientes ingresados por la misma cuestión de protección de datos.

Por su parte, la delegada del Gobierno en La Rioja, María Marrodán, ha señalado: “En esta delegación no nos consta esta situación”, en alusión a la presunta presencia del líder del Frente Polisario en Logroño.

“Es algo que hemos conocido, como cualquier otro ciudadano, a través de los medios de comunicación, pero es una realidad que no nos consta”, ha añadido tras resaltar que no hay “ninguna actuación excepcional en el hospital” de seguridad en relación con este caso

[Fuente