Brahim Ghali, aquejado de Covid y de cáncer, está hospitalizado en Logroño. Su acogida provocó discrepancias entre Asuntos Exteriores e Interior. Marlaska temía el enfado de Rabat

La opacidad del Frente Polisario, que lucha por la autodeterminación del Sáhara Occidental, le jugó a mediados de semana una mala pasada frente su enemigo, las autoridades de Marruecos. A través de filtraciones a la prensa, Rabat desveló la enfermedad del líder del movimiento independentista y el lugar donde está ingresado. Seguir leyendo