Redouan El Ahmadi

Háblame de la ternura
que nunca me diste
por miedo a que se desgastara el orgullo
háblame de la soledad que asfixiaste
con tus ruidos mundanos
¿ dime por qué te tiembla el aliento cada vez que me miras de reojo ?
perdiste algo o sólo querías hacerte el funambulista
sorteando tus propios sueños
No recuperaré lo perdido
nunca fuiste lo que quise
tampoco fuiste nada
dí lo que pude
más que un aliento
me desvelé como lo hacían los Dios de la buena suerte
te esperaba tanto
no te veía
sólo un rostro desfigurado de soberbia
te faltaba la alegría
de mis desgarros cuando te olía
en las distancias
en el abismo de mi propia rebeldía
te buscaba entre los rostros
no te encontraba
sabía que en algún lugar
estabas husmeando mis recuerdos
cada olor te desesperaba
cada suspiro que te regalaba
te ataba más
y más a mi destino
lo nuestro
¿por qué ahora huyes
si sigues encadenada a la fatalidad de un amor que quisiste que estuviera hueco
por dentro
como un tambor sonando un himno ajeno?
mi aliento vencerá tus torpes olvidos
en su esencia no hay vencedores
ni vencidos
sólo las ganas de abrazar de nuevo el mismo destino….