Muchos marroquíes que desempañaban su trabajo en nuestra ciudad antes del cierre de la frontera han mostrado de nuevo su hartazgo ante esta situación. Afirman que ya no pueden más y que la situación es insostenible. Al haber perdido su empleo en nuestro país, muchos de ellos están vendiendo sus pertenencias para poder subsistir y emplazan a su gobierno a abrir la frontera. Afirman que quieren volver a España y amenazan con manifestarse en la calle pese al grave estado de la pandemia y pese a las recomendaciones sanitarias.

Fuente www.rtvce.es