Los menores, muy enfadados, insultaron a la educadora y luego fueron a su coche y le ocasionaron daños y golpes tras bailar encima del vehículo

Dos menas del centro de la Casa de Campo insultaron, agredieron y causaron daños en el coche de una educadora del centro que decidió retirarles la paga semanal al incumplir las normas establecidas. La trabajadora del centro denunció los hechos en comisaría y los menores fueron trasladados al Grume y puestos a disposición de la Fiscalía de Menores. Uno de los menores agresores ya fue denunciado hace tiempo por otra trabajadora del centro por abusos sexuales. Los hechos ocurrieron la semana pasada en el interior del centro de menores extranjeros no acompañados (menas) situado en la Casa de Campo y gestionado por la empresa Diagrama. Los menores magrebíes investigadoshabían inhalado disolvente y habían incumplido el horario de llegada al recintopor lo que la educadora del centro optó por castigarles sin la paga semanal que puede llegar a ser de hasta 23 euros. Al enterarse los menores que se quedaban sin paga se fueron a por la educadora y la insultaron y la amenazaron de muerte. Pero lo peor fue que luego salieron a la calle y provocaron graves daños en el coche de la mujer.Le rompieron los dos retrovisores, le rayaron las puertas y le abollaron varias partes al saltar encima del vehículo.La trabajadora denunció los hechos en comisaría y los chicos fueron puestos a disposición de la Fiscalía de Menores.El mismo menor que insultó a esta educadora ya fue detenido por los agentes por abusos sexuales a otra trabajadora. Los agentes le arrestaron, pero el menor dijo que tenía 13 años. Fue trasladado a un centro sanitario para hacerle la prueba oseométrica que determina su edad con la radiografía del codo. El resultado fue una horquilla de 13 a 16 años.Se le aplicó entonces el mayor beneficio que concluyó que tenía 13 añosy por lo tanto era penalmente inimputable al tener menos de 14 años y se le devolvió de nuevo al centro demenas. Solo el año pasado 30 trabajadores del centro denunciaron en comisaría que fueron víctimasde robos, amenazas y abusos por parte de los menores extranjerosno acompañados. Los vecinos de la Casa de Campo aseguran que han vuelto a producirseuna oleada de robos en la zona e incidentes en el interior del centro. Además, no entienden como este centro sigue abierto a pesar de que la Casa de Campo está cerrada por peligro de caídas de árboles y en el exterior del centro de menas se han derrumbado varios ejemplares con el riesgo que hay para los menas… Seguir leyendo