Med Yasser Boubekri

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet (ex-presidenta de la República de Chile), reiteró, el 08-03-2022, su preocupación por las crecientes restricciones impuestas por el régimen argelino a las libertades fundamentales de los ciudadanos.

«En Argelia, me preocupan las crecientes restricciones a las libertades fundamentales, en particular el aumento de los arrestos y detenciones de defensores de los derechos humanos, miembros de la sociedad civil y opositores políticos», dijo Bachelet, quien presentó su informe sobre la situación de los derechos humanos en el mundo en el marco de la 49ª sesión del Consejo de Derechos Humanos (CDH) en Ginebra.

Bachelet ha pedido al Gobierno argelino «que cambie de rumbo y adopte todas las medidas necesarias para garantizar los derechos de su pueblo a la libertad de expresión, de asociación y de reunión pacífica».

Cabe recordar que las violaciones sistemáticas de los derechos humanos y la represión de los militantes de Hirak en Argelia habían sido denunciadas en numerosas ocasiones por múltiples organizaciones regionales e internacionales, incluidas la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y los relatores especiales de las Naciones Unidas.

Por su parte, el Parlamento Europeo había aprobado, en menos de un año, dos resoluciones sucesivas sobre la situación agravada de los derechos humanos en Argelia y las reiteradas interpelaciones de los euro-diputados sobre las exacciones masivas, la represión del Hirak impuesta por el régimen político-militar argelino.

En cambio, en el caso de Marruecos, la alta directora de la entidad de las Naciones Unidas, acogió con satisfacción hace una semana el papel pionero del Rey Mohammed VI en la consagración de reformas sustanciales, en particular en la esfera social y de los derechos humanos.

Durante una entrevista en Ginebra, con el ministro marroquí de Justicia, Abdellatif Ouahbi, al margen de la 49ª sesión del CDH, Michelle Bachelet se congratuló también de la cooperación de Marruecos con la ONU y los mecanismos de derechos humanos de las Naciones Unidas, asegurando que Marruecos «está en el buen camino», al tiempo que pedía que se trabajara más para enriquecer este proceso.