Med Yasser Boubekri

La delegación de la Generalitat catalana en Túnez, que también cubre a Marruecos, se trasladará a Rabat y será la delegación del ejecutivo regional en el norte de África, dijo Victoria Alsina, asesora del gobierno catalán para política exterior, en una conferencia de prensa el lunes 7 de marzo de 2022 en Barcelona.
 
El Gobierno catalán también tiene previsto abrir este año seis nuevas delegaciones en el extranjero, que se añadirán a las 14 ya existentes y reforzarán la presencia del ejecutivo regional en África, América y Asia.

Cabe señalar que el Gobierno catalán dispone de una red de delegaciones en el extranjero para reforzar la presencia de Cataluña en el mundo y los vínculos con los países estratégicos.
 
Las delegaciones de la Generalitat están presentes en varias capitales europeas, en particular en París, Bruselas (ante la UE), Roma, Londres, Berlín, Washington, Viena o incluso Lisboa. También se despliegan delegaciones en determinados conjuntos regionales, como «los Estados nórdicos y bálticos», «Europa Central», o «los Balcanes».

Esta decisión se toma en un momento en el que las relaciones entre España y el reino de Marruecos no terminan de normalizarse, sobre todo después de la entrevista del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el jefe separatista del polisario, Brahim Ghali, hace unos días en Bruselas.
 
El Gobierno central español se opone a la apertura de estas delegaciones catalanas en el extranjero. Formaciones políticas como el Partido Popular (PP) y Ciudadanos destacan que estas estructuras son un «arma de propaganda» de los independentistas catalanes, llamando a vigilar sus actividades.