Med Yasser Boubekri

Tal cómo lo exige la normativa sanitaria para acceder a los aviones de la compañía marroquí, RAM, (presentación de un pase de vacunación válido o una prueba PCR negativa), los agentes de la compañía en el aeropuerto de Laâyoune (Sur de Marruecos) denegaron la entrega de una tarjeta de embarque, el 27/01/2022 en su vuelo AT1413 que asegura el enlace entre Laâyoune y Casablanca a la separatista Aminatou Haidar, con continuación hacia Madrid el 28 de enero de 2022.

La separatista, como de costumbre, trató de provocar al personal de la RAM y a las fuerzas del orden, exigiendo su embarque en ese vuelo.

Aminatou Haidar presentó un certificado de vacunación una dosis de Moderna administrada en España, el 16 de septiembre de 2021. 

Es evidente que se trata de una vacunación caduca según el protocolo universal, y el certificado presentado por Haidar no puede sustituirse al pasaporte obligatorio de vacunación. Tampoco presentó una prueba PCR negativa. 

Por otra parte, el protocolo sanitario instaurado por las autoridades españolas sólo autoriza el acceso a su territorio a los extranjeros con un pasaporte de vacunación o que disponen de un certificado PCR negativo.                     

En el supuesto de que esta separatista hubiera embarcado en el vuelo Casablanca-Madrid, la compañía RAM asumiría la responsabilidad y sería penalizada por el servicio aeroportuario español, con la obligación sistemática de repatriar a la pasajera. 

Las autoridades marroquíes nunca han prohibido la salida al extranjero de ningún separatista conocido en el Reino.