A las once de esta mañana, Francia ha procedido al cierre unilateral hasta nueva orden de otros cinco pasos fronterizos menores con España, que permanecerán bajo vigilancia en nombre de la «la lucha contra la inmigración clandestina y la amenaza terrorista». París ha adoptado esta decisión después de que el pasado día 6 clausurara el cruce de El Portillón, en el leridano Valle de Arán, en aplicación de las directrices marcadas en noviembre por su presidente, Emmanuel Macron, que pelea en Europa por la reformulación del espacio Schengen y el restablecimiento de fronteras interiores.

Los pasos cerrados este 11 de enero son los de Banyuls, Coustouges, Manrell-Las Illas, Aja, que conecta con Puigcerdá y Vignole Enveitg. Son todos los que enlazan con Cataluña, excepto La Junquera y Prats de Molló.

La autoridad equivalente al delegado del Gobierno en la provincia gala donde se localizan estos pasajes, Audrey Sartre-Albasi, ha destacado que con estas inhabilitaciones sólo quedan 7 cruces principales con España, lo que permitirá «organizar mejor el plan global de control de fronteras» y liberar patrullas fijas, que podrán así operar de forma dinámica. Fuente: ABC España