Sola,
Estoy Batallando con la muerte que burlona me acecha intentando acorralarme.

Ramera de Babilonia,
Irak guarda sus cenizas.
Noches aterradoras
que mi alma empañan.

Hijos de mis entrañas
Fantasmas son de la guerra.

Yacen armas errambrosas,
florece la adormidera.

Mi burka no tiene alas
que sobrevuele fronteras.

Y, los señores de la guerra
desgarran vaginas,
preñando con su reguero de opio sembrados malditos.

Ya se olvidó Palestina,
Las pateras consumidas.
Niños perdidos.

El libre albedrío acampa.
Mañana el hombre
Inventará otra guerra.