10 de diciembre de 2022

HorraPress

El centro Europeo de la prensa libre

Libros Viejos

1 minuto de lectura

Remedios Delosángeles Climent (Miriam)

Los devoré lentamente
a la luz de la candela,
mientras quemaba mis ojos
entre liturgias y poemas.

Mantras que me repetía entre renglón y renglón,
como ciegas letanías
emborrachadas de pasión.

Sábanas de seda, frías
como la traición,
que enmudecen los sentidos
y enfrían el corazón.

Capítulos me atraparon,
otros los pasé de largo,
rezagando la lectura
entre cuentas de rosario.

Pena, penita, pena!
Más pena en vida, arrastraba
La condesa, que juergas montaba el conde, escudado de riquezas.

Así rezaba la historia
Tras las tapas del primero.
El segundo un poemario
De Machado: “El olmo viejo”.

Los tochos grandes hablaban de amores incomprendidos,
El resto puros inventos
del loco autor sin recursos.

La tinta derramada, sobre páginas en blanco.
Pétalos de Damasceas
y colorin colorado.

La candela se apaga
a la par que mis ojos.
mientras, en la calle,
la lluvia, zarandea la arboleda, dando
trabajo a la noche
y al sereno duermevela.

( Reservados los derechos de autor).
Fotografía del Muro de #Juan #Ribes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *