Carrera contrarreloj para construir los macrocampamentos de inmigrantes en Canarias

EL PAÍS asiste a las obras de cinco de los seis centros donde serán alojados casi 7.000 personas llegadas a las islas

Un sendero estrecho bordeado de eucaliptos lleva al viejo cuartel de Las Raíces en La Laguna, en el norte de Tenerife. Al llegar, los oídos se taponan ligeramente por la altitud, la temperatura cae cuatro grados y la humedad envuelve la ropa. Alrededor hay un puñado de casas sencillas, con las paredes de colores, y campo. Mucho campo. Al fondo, la pista del aeropuerto de Tenerife Norte. El ruido de las excavadoras lo ensordece todo. El barro se pega a los zapatos. En unos días este acuartelamiento abandonado y con uno de sus edificios en ruinas será uno de los mayores campamentos de inmigrantes en España, con capacidad para 1.500 personas. Solo lo superará el cuartel de Las Canteras, también en La Laguna, donde se ultiman naves y duchas comunes para hasta 1.800 inmigrantes. Continuar leyendo