Con 16 años, Akissi supo que la habían prometido con un extraño, a un hombre de 60 años. Algo parecido le ocurrió a Edée. Escaparon por separado pero cruzaron la frontera entre Marruecos y Melilla escondidas en el mismo coche. Ahora son inseparables. Continuar leyendo