Chakir Bouassel Afassi

El periodista Soulaiman Raissouni ha entrado en la tercera etapa
de su huelga de hambre, que es la etapa final y mortal.
Este mensaje es para todo el mundo, dentro y fuera de Marruecos.
Para todos aquellos responsables que todavía conservan en su
conciencia algo de humanidad:


Están matando a Soulaiman Raissouni¡!!
salvemos a Soulaiman Raissouni.!!


Soulaiman no nos pide nada, solo un juicio justo para defenderse
y para poder demostrar su inocencia. Es un derecho fundamental,
establecido en la declaración universal de derechos humanos y
reconocido en nuestra constitución y nuestras leyes. ¿Es mucho
pedir para tener que llegar al punto de sacrificar una vida humana
por ello?, ¿realmente vale la pena? ¿en qué siglo vivimos?
Su esposa nos hace llegar un mensaje, nos apunta con el dedo a
todos, para que nos acordemos siempre, que un hombre que
estuvo aquí, en Marruecos, llamado Soulaiman Raissouni,
periodista, editor en jefe del periódico Akhbar Al Youm y activista
de derechos humanos, que defendió la libertad de expresión y
opinión en Marruecos, muere cada minuto tras las rejas,
invocando el derecho a un juicio justo.
Que no nos olvidemos que este periodista revindicó este mismo
derecho, después de la constitución de 2011, a raíz de que
criticara a la autoridad política, su estructura secreta y la policía política, así como la actuación de Hammouchi y el Ministerio
Público. Ahora mismo, está en manos del mismo juez al que
criticó sus veredictos contra su colega, el periodista Tawfiq
Bouachrine.
Sus señorías, ustedes que toman las decisiones en nuestro país en
nombre de nuestra patria y con la bandera en alza, no hay tiempo,
les rogamos nos escuchen antes de que sea tarde. Actúen a favor
de la libertad, de la esperanza de que algún día podamos caminar
hacia el futuro sin mirar hacia el pasado con rencor. Actúen a favor
de la justicia, por una sola vez sean responsables.
Estamos muy preocupados, familia y ciudadanos, periodistas y
abogados, activistas de derechos humanos y políticos. Estamos
muy angustiados, es un atentado a la vida, y la vida es sagrada, la
vida es una línea roja.
Su esposa nos informa que ha comprado ya el sudario de
Soulaiman, después de haber agotado todas las iniciativas para
frenar su huelga de hambre, y permitir que sea liberado, después
de estar convencida de que llegaría a más de 70 días de huelga de
hambre y que su liberación seria rechazada con veredicto
pronunciado en nombre de rey.
No hay democracia sin libertad de expresión. No hay democracia
sin justicia. No hay democracia sin respeto a los derechos
humanos
Sus señorías, todavía pueden evitar la tragedia, actúen con
conciencia y con humanidad, honren la vida, salven a Soulaiman,
salven nuestra dignidad