NOCHE

Angela Vallejo

Noche que me abrazas
con tu manto oscuro.
Alguien me talla el alma con cinceles de diamante,
por sí le pierdo por esos mundos,
por esta suerte, por este sino
.

Se ha vuelto el viento cambiante.
Él duerme.
Mientras, yo despierta,
con mi canto o con mi trino,
pues como pájaro me siento tan pequeña,
prisionera en la jaula del olvido.

Noche,
que en mi noche vivo
y en la suya muero
como pájaro de mal agüero.
Ya me corté las alas
por recostarme en su
pecho.
Porque le quiero,
noche negra.
Porque le quiero.