El presidente ve en su homólogo una “referencia mundial” y confía en profundizar la relación

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y su homólogo estadounidense, Joe Biden, mantendrán este lunes en Bruselas un primer encuentro que les servirá para conocerse y sentar las bases de lo que en Moncloa esperan que pueda ser una estrecha relación personal, dada la convergencia en muchos temas.

La reunión será el primer contacto entre ambos, ya que Biden no ha llamado a Sánchez como sí ha hecho a otras decenas de mandatarios internacionales tras su llegada a la Casa Blanca el  pasado 20 de enero, y el presidente del Gobierno no fue de los líderes que llamaron al demócrata tras su victoria en las elecciones del pasado 3 de noviembre en Estados Unidos.

Este hecho no ha sido pasado por alto por la oposición, que con el PP a la cabeza, han echado en cara en repetidas ocasiones la falta de interlocución del Gobierno con Washington y su pérdida de relevancia en la escena internacional.

Desde el Gobierno se ha venido defendiendo en todo momento que no había ningún problema con Washington y que la relación entre los dos países era fuerte y fluida. Si la llamada no se había producido, dijo la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, a finales de abril, era porque Biden estaba “volcado en su agenda doméstica”, limitando sus contactos con los líderes de otros países “a lo que es más urgente o imprescindible”.

Así las cosas, Sánchez tuvo este viernes palabras de elogio para quien será su interlocutor, resaltando que en unos meses se ha convertido en una “referencia mundial” principalmente porque ha permitido superar “mucha de la confrontación” que sembró su antecesor, Donald Trump.

Continuar leyendo