“Lo que ha ocurrido muestra una vez más que son necesarios esfuerzos comunes europeos para detener la inmigración ilegal y para ello tenemos que trabajar con países de tránsito como Marruecos”, indicó el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert.

(EFE).- El Gobierno alemán apeló este viernes a trabajar con Marruecos y con los otros países de tránsito para detener la inmigración ilegal hacia Europa tras la llegada masiva de inmigrantes de los últimos días a la ciudad norteafricana española de Ceuta.

«Lo que ha ocurrido muestra una vez más que son necesarios esfuerzos comunes europeos para detener la inmigración ilegal y para ello tenemos que trabajar con países de tránsito como Marruecos», indicó el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert.

Seibert dijo el que su Gobierno había seguido «con preocupación» el flujo de miles de personas hacia Ceuta, algunas de ellas a nado, y añadió que ahora hay cierto alivio ante el hecho de que la situación haya mejorado.

Además, el portavoz reiteró la necesidad de luchar contra el tráfico de personas por parte de bandas que aprovechan la situación desesperada de muchos para embarcarlos en aventuras peligrosas.

Un total de 6.500 inmigrantes de los aproximadamente 8.000 que han entrado irregularmente en Ceuta desde el pasado lunes han regresado ya a Marruecos, según el Ministerio del Interior español. EFE