Jadiyetu Mohamud acusa desde Sevilla al líder del Frente Polisario ingresado en La Rioja

Lleva desde 2010 señalando a Brahim Ghali en diversos foros saharauis y organismos internacionales. Para ella, el entonces embajador del Sáhara en Argelia y hoy líder del Frente Polisario y presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (Rasd) es su violador. «Cuando tuve que pedir un visado para salir de vuelta a Europa, me violó», indica Jadiyetu Mohamud. La joven nació en los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf, Argelia, en julio de 1991, y desde 1997 formó parte del proyecto solidario conocido como «Vacaciones en Paz». Como muchas saharahuis, de niña pasó los veranos en el sur de España con una familia de acogida sevillana. Pero ella volvía para ver a sus familiares biológicos y para hacer de traductora en festivales y campañas de ONGs preocupadas por la difícil situación de los saharahuis.

«Sólo tenía 18 años, yo era virgen. Brahim Ghali me violó. Es lo peor que le puede pasar a una persona, a una mujer, y más en mi sociedad, que es muy conservadora».

Sangrando, y completamente desorientada, una amiga que la había acompañado a su «extraña cita consular a las 7:00 de la tarde» la llevó a un médico privado. Tras recomponerse, Mohamud recuerda que se lo contó allí a su madre biológica, y ésta le recomendó que no denunciara, «que no se metiera en líos y más, en problemas que la deshonrasen». Pero una vez en España, de nuevo con su familia de acogida, no tuvo dudas y se animó a buscar justicia. Encontró a un abogado y en 2013 presentó una querella criminal ante la Audiencia Nacional.

Seguir leyendo