El servicio secreto de Israel (Mossad) colaboró con el de Marruecos para secuestrar y asesinar en París el 29 de octubre de 1965 al opositor Mehdi Ben Barka por orden del rey Hassan II. La operación fue organizada conjuntamente por el general Mohamed Ufkir. Continuar leyendo