Han sido tres personas “con estética neonazi”, según los testigos.

Tres personas “con estética neonazi” han rociado con gasolina a una persona sin techo que dormía ante la puerta del Gimnàs Social Sant Pau, en la ronda Sant Pau de Barcelona, ha informado el centro en un tuit. 

El ataque ha ocurrido a las 8.00 horas de este miércoles y un trabajador del gimnasio ha parado a los presuntos atacantes.

El gimnasio ha avisado a la Guardia Urbana, pero los presuntos autores ya se habían marchado cuando ha llegado la patrulla y no los han podido encontrar, han informado fuentes del Ayuntamiento de Barcelona a Europa Press.

A raíz del suceso, los agentes de la policía barcelonesa han incoado diligencias informativas sobre la presunta agresión para enviárselas al juez.

Por su parte, los Mossos d’Esquadra están llevando a cabo “indagaciones” sobre el ataque y buscan a testigos de los hechos, ha informado la policía catalana a Europa Press.

Los empleados han atendido a la víctima

Un trabajador del Gimnàs Social Sant Pau, Santi González, ha explicado en declaraciones a Europa Press que conocen al hombre sin hogar agredido, que es usuario del gimnasio y duerme normalmente en un portal cercano.

Quien lo ha socorrido ha sido el empleado de seguridad del gimnasio, que nada más ver cómo tres chicos “con ropa militar y banderas de España” lo rociaban ha dado la voz de alarma, tras lo que los atacantes han huido.

González ha lamentado que sucesos de este tipo ocurren cuando se da “espacio y voz a la extrema derecha”, y ha detallado que el gimnasio ha entregado el envase de la gasolina a los Mossos para ayudar a encontrar a los culpables.

La víctima ha sido atendida por los empleados del gimnasio y se encuentra en buen estado de salud; además, el centro ha contactado con el Ayuntamiento y los servicios sociales para buscar una solución a su situación y que pueda recibir atención psicológica.

Fuente