Emmanuel Dupuy, presidente del Instituto Prospectiva y Seguridad en Europa (IPSE), considera que el país norteafricano debería ser llamado a jugar un papel mucho más preponderante.
El terrorismo yihadista en el Sahel ha experimentado un gran crecimiento en su actividad durante estos últimos años. Europa no debe ignorar la amenaza que supone este aumento tan exponencial del terrorismo para el continente. A la hora de abordar el terrorismo yihadista, Marruecos, debe ser uno de los principales aliados a tener en cuenta a la hora de cooperar estrechamente en el ámbito de la seguridad.
Emmanuel Dupuy, presidente del Instituto Prospectiva y Seguridad en Europa (IPSE), destaca en un informe que “Marruecos ha logrado establecer una red dentro de su propio territorio. Esto le ha permitido dar una respuesta coordinada en términos de acción y cooperación regional, continental y más específicamente euromediterránea en el ámbito de la lucha contra el terrorismo. Esta es la “martingala” que hace de Marruecos el fuerte vínculo en la lucha contra el terrorismo entre Europa, África y más allá, el Mediterráneo”. continuar leyendo.