Hay dos peticiones claras: una política, apoyo a la propuesta marroquí de amplia autonomía bajo su soberanía y una económica, inversiones y participación empresarial en las tres regiones consideradas ya por Washington como del sur de Marruecos

Cuando hablas con muchos saharauis que viven en la región de Dajla-Río de oro su recuerdo de los españoles es entrañable y cariñoso y, aunque tienen algunos recelos por el papel inactivo de los últimos 40 años, piden a España que vuelva al Sáhara. Hay dos peticiones claras. Una política, apoyo a la propuesta marroquí de amplia autonomía para el Sahara bajo su soberanía, respaldada recientemente por la Administración de Estados Unidos. Una económica, inversiones y participación empresarial en las oportunidades de desarrollo y progreso que ofrecen en estos momentos las tres regiones consideradas ya por Washington como del sur de Marruecos. Los planes de desarrollo están diseñados. Las parcelas están urbanizadas para la construcción de viviendas, polígonos,,, Continuar leyendo