23 de junio de 2024

HorraPress

El centro Europeo de la prensa libre

30 Diputados británicos exigen quel Reino Unido apoya el Plan marroquí para el Sáhara

2 minutos de lectura

HORRAPRESS (CON MAP)

Treinta parlamentarios británicos pide, mediante una carta dirigida al Ministro de Asuntos Exteriores británico, David Cameron, el apoyo de la iniciativa marroquí de autonomía para su Sáhara.

Según los firmantes el Reino Unido debería fortalecer sus alianzas con países estables y afines como Marruecos, y en ese sentido el Sahara ofrece oportunidades prometedoras de progreso y estabilidad. El Sahara tiene el potencial de fortalecer las oportunidades energéticas, asegurar las cadenas de distribución y permitir el acceso a nuevos mercados.

Para alcanzar todo el potencial de esta región estratégica en el Norte de África, los parlamentarios proponen el apoyo de instituciones financieras británicas como UKEF y BII.

Dicho apoyo sería coherente con el acuerdo comercial con Marruecos que cubre el Sahara y que fue considerado legal por el alto tribunal de justicia del Reino Unido.

Los parlamentarios visitaron el Sahara y observaron el enorme potencial y las oportunidades que existen tanto para la comunidad local como para el Reino Unido. El apoyo al plan de autonomía de Marruecos es coherente con los principios y compromisos internacionales del Reino Unido, no comprometería la posición del Reino Unido en los Territorios Británicos de Ultramar y puede contribuir a la paz en esta región.

Además, la Iniciativa de Autonomía para el Sahara propuesta por Marruecos ofrece un camino viable hacia una paz y estabilidad duraderas. Esta propuesta cuenta con un amplio apoyo del Reino Unido y de más de 80 países de todo el mundo. “La iniciativa se presenta como el camino más práctico y pragmático hacia la estabilidad”, dicen los firmantes.

El próximo diálogo estratégico entre el Reino Unido y Marruecos representa una oportunidad única para que el Reino Unido redefina su papel e influencia en la región. “Marruecos merece nuestro apoyo total e inequívoco”, concluyen los parlamentarios británicos.