23 de julio de 2024

HorraPress

El centro Europeo de la prensa libre

Grandes incertidumbres en la política española después de la adopción de la Ley de Amnistía y el adelanto electoral en Cataluña.

1 minuto de lectura

BOUBEKRI MOHAMMED YASSER

El Parlamento español votó el jueves un controvertido proyecto de ley de amnistía a favor de personas procesadas por delitos vinculados al movimiento separatista catalán.

Esta ley de amnistía podría beneficiar a más de 1.000 personas que están sometidas a procesos penales o que ya han sido condenadas.

Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat de Cataluña, es una de las figuras más destacadas beneficiadas por esta medida. De hecho, ha vivido exiliado fuera de España desde que lideró un intento fallido de independencia en 2017.

El proyecto de ley de amnistía tendrá que pasar por el Senado, donde es casi seguro que se aprobará, aunque podría tardar algún tiempo.

El momento es tanto más interesante cuanto que el presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonese, convocó el miércoles elecciones anticipadas para el mes de mayo.

Al no haber logrado que se aprobara su presupuesto para 2024 durante una votación en el Parlamento catalán, el miércoles 13 de marzo, el presidente de la Generalité (gobierno autónomo catalán), Pere Aragonès, decidió adelantar las elecciones legislativas de la región, inicialmente previstas para 2025. Se suman a dos elecciones ya programadas próximamente en España, un país muy descentralizado: las elecciones regionales vascas el 21 de abril y las elecciones europeas, del 6 al 9 de junio.