23 de junio de 2024

HorraPress

El centro Europeo de la prensa libre

El eje Rabat-Madrid sigue muy fuerte.

2 minutos de lectura

BOUBEKRI MOHAMMED YASSER

España reitera por enésima vez su apoyo a la soberanía de Marruecos sobre sus provincias saharianas. Esta vez, fue el ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel Albares, quien afirmó, al margen de su visita a Rabat el jueves 14 de diciembre, que la posición de su país sobre la cuestión del Sáhara “no ha cambiado”. 

El jefe de la diplomacia española recordó, al término de su reunión con su homólogo marroquí, Nasser Bourita, que esta posición es la misma ya expresada en la Declaración conjunta, adoptada el 7 de abril de 2022, y la Declaración por la que se aprueba la 12ª reunión de la Reunión de Alto Nivel (RHN) Marruecos-España en febrero de 2023, según la cual: “España considera la iniciativa marroquí de autonomía, presentada en 2007, como la base más seria, realista y creíble para la resolución de esta controversia”. Albars también dijo que su país “reconoce los esfuerzos serios y creíbles de Marruecos en el marco de las Naciones Unidas para encontrar una solución mutuamente aceptable.”

El Jefe de Gobierno Aziz Akhannouch recibió también a Albares por primera vez desde el inicio de la nueva legislatura, en el marco del fortalecimiento de las relaciones entre Marruecos y España en los diversos ámbitos, en particular en los aspectos políticos, económico y cultural.

España constituye el primer cliente de Marruecos con 84 mil millones de DH en 2022 (20% de las exportaciones totales marroquíes) y el primer proveedor con 104 mil millones de DH (14% del total de las importaciones del Reino).

En cuanto a la cuestión de la apertura de las aduanas con las ciudades ocupadas de Sebta y Melilia, Albares aseguró que “Todo está listo para empezar a funcionar. Sobre esta cuestión, Nasser Bourita aseguró que ambas partes no se enfrentan a «un problema de compromisos o de política», sino a un «problema de aplicación técnica».