21 de julio de 2024

HorraPress

El centro Europeo de la prensa libre

Rusia y el cambio geoestratégico en África

4 minutos de lectura

  • El colonialismo occidental, ha sido tan desastrosos durante tantos siglos, que hoy Rusia se convierte sin duda alguna, en la única esperanza de un futuro estable, paz y desarrollo.

Pedro Ignacio Altamirano. Nadie con un mínimo de conocimiento de la historia de las relaciones occidentales con África, debe entender, que ha sido un desastre de tales dimensiones, que surgiría una luz por algún lado. Años de colonización genocida, mercadeo de esclavos, explotación de recursos sin retorno alguno, falta de gobiernos estables, inestabilidad y pobreza, como resultado: guerra, terrorismo y sufrimiento, mucho sufrimiento.

Los últimos movimientos en el área del Sahel, es la muestra más significativa de tal fracaso. Francia ha usado las tres letras fatídicas CGE “Colonización, Genocidio, Explotación” durante demasiado tiempo, por más que se viera venir las consecuencias. Por tanto a nadie sorprende que de Burkina Fasso se haya expulsado a los franceses a patadas, del mismo modo en Níger y no dudo que Malí será el siguiente.

El colonialismo occidental nunca tuvo Respeto por los territorios colonizados, tampoco tuvo Relaciones humanas con la población a no ser de amo-esclavo, y ni mucho menos la Reciprocidad de lo robado en sus colonias. Tres conceptos que han resultado, a los hechos me remito, definitivos y que explican el fracaso del colonialismo.

Respeto, Relaciones, Reciprocidad… tres “R” que definen el fracaso de la colonización occidental. Cualquiera que conozca Rusia, sabrá que son justo estas tres “R” lo que la definen en sus relaciones con otros pueblos, de forma especial con el continente africano. Cualquiera que conozca el modo de hacer ruso, tiene claro que las tres R siempre han sido la base de las relaciones entre Rusia y África.

No creo que Rusia luche contra el colonialismo occidental, no ha hecho falta, el colonialismo se ha derrotado a sí mismo. Hay que ver claro que Rusia aparece con fuerzas renovadas en África para hacer justo lo contrario que occidente.

Rusia siempre ha demostrado un respeto máximo a los pueblos amigos. Siempre ha Respetado costumbres, etnias, religiones… respeto que es fundamental. Nadie desconoce el histórico amor de la sociedad rusa por la cultura y la educación ejemplares sin duda. Ese respeto por los pueblos basado en la educación y la cultura hace que las Relaciones humanas se basen en el diálogo, intercambio y desarrollo de conocimiento mutuo. Rusia siempre comparte con los demás, ya sea educación, cultura como tecnología lo que supone siempre que las relaciones desde el Respeto y las Relaciones humanas nos lleven a la siguiente R: Reciprocidad.

Otro elemento fundamental es la seguridad necesaria para la estabilizada. La falta de seguridad hace que sea imposible mantener gobiernos estables y como resultado, los continuos cambios continuos de gobiernos a base de golpes de Estado, que al final crean Estados fallidos. Con Estados incapaces de ordenarse, se crea la inseguridad que hace imposible la estabilidad necesaria para el progreso. Todo ello lleva, de forma irremediable a la pobreza, la desesperanza, la guerra y terrorismo.

En el Sahel se ha visto de forma clara. Rusia ha traído la paz y el comienzo de la derrota del terrorismo. Burkina Faso ha encontrado un gobierno estable gracias a la seguridad aportada por Rusia y ha dejado de dar trágicos titulares en la prensa internacional; comienza la senda de la paz y el progreso bajo la sombra de la estabilidad. Níger, después de mucha inestabilidad, parece haber encontrado la paz y estabilidad necesaria para tener un Estado serio y Malí va en el mismo sentido.

Rusia está llevando la seguridad y la estabilidad a África. Sin duda la batalla al terrorismo y la seguridad, consigue gobiernos estables capaces de reconstruir la administración de estos. Estados estables capaces de mantener la paz sobre la que basar estabilidad en sus países. Paz, Estado y estabilidad son la semilla del progreso. El progreso es el comienzo del fin de la pobreza, y no es baladí, si hay progreso, educación, cultura, sanidad y oportunidades de vida, desaparece el origen de los trágicos movimientos migratorios, por lo que al final, occidente incapaz de entender el origen del problema migratorio, tendrá que agradecer a Rusia a corto plazo, la solución al problema de las continuas patera repletas de seres humanos que huyen de la guerra y la pobreza.

África siempre ha sido el continente del futuro, lo tiene todo para ello, pero el colonialismo de occidente lo han impedido. Ahora con el Respeto, las Relaciones humanas y la Reciprocidad que aporta las relaciones con Rusia, puede que comience el verdadero despertar del potencian africano.