El vicepresidente en funciones de presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha firmado este viernes el decreto por el que el Govern pospone las elecciones catalanas del 14 de febrero y las convoca para el 30 de mayo, dada la evolución de los datos epidemiológicos en Cataluña. Una nueva fecha acordada por todos los partidos en el Parlament, salvo por el PSC, que ya ha advertido que impugnará la convocatoria si se permiten cambios en las listas electorales. Este aplazamiento propuesto por el Govern permitiría indultar antes de acudir a las urnas, lo que llevaría a la posibilidad de que Oriol Junqueras pueda ser candidato y participar de esta forma en la campaña electoral, ya que la reforma del delito de sedición sería aprobada antes de que se celebrasen los comicios en primavera.

Fuente