28 de mayo de 2024

HorraPress

El centro Europeo de la prensa libre

Discurso histórico del Rey de Marruecos en la Fiesta del Trono.

2 minutos de lectura

BOUBEKRI MOHAMMED YASSER

El término más importante en el que insistió el Rey SM Mohammed VI en su discurso es, sin duda, la palabra “seriedad”.

La seriedad en la que insiste el Soberano debe expresarse en todos los ámbitos de la vida del Reino de Marruecos, como ha sido el caso en el football, y en el sector de alta tecnología y los sectores del mañana, “que exigen genio creativo y espíritu innovador”. El sector de la automoción es un ejemplo de ello.

En su discurso, el rey Mohammed VI habló de la importancia que concede a los ambiciosos proyectos de producción de hidrógeno verde, destacando la validez de la “Oferta de Marruecos” y pidiendo al gobierno que la ponga en marcha lo antes posible.

El Soberano destacó la decisión del Estado de Israel de reconocer la soberanía de Marruecos sobre su Sáhara. El Rey planteó el tema invitándonos a perseverar en el camino de la seriedad “en lo que se refiere a nuestra integridad territorial”. Es esta seriedad, subrayó el Rey, la que, en un contexto de legitimidad, desencadenó una cascada de reconocimientos de la soberanía de Marruecos sobre sus Provincias del Sur, siendo el último el del Estado de Israel.

“Además de la apertura de consulados en Dakhla y El Aaiún, también hizo posible movilizar un mayor apoyo a la Iniciativa de Autonomía Marroquí”, dijo el Rey.

Con la misma seriedad e igual intransigencia, el Soberano reiteró “la posición inquebrantable de Marruecos a favor de la justa causa palestina y los legítimos derechos del hermano pueblo palestino, en lo que respecta al establecimiento de un estado independiente con el este de Al-Quds como capital y, en última instancia, llevar seguridad y estabilidad a los pueblos de la región”.

Finalmente, el Rey tendió una vez más la mano a los líderes y al pueblo argelino, afirmando su determinación de establecer sólidas relaciones con los Estados hermanos y amigos, y más particularmente con los países vecinos. El Soberano califica de estables las relaciones con Argelia y espera una vuelta a la normalidad con este país vecino.