21 de julio de 2024

HorraPress

El centro Europeo de la prensa libre

Nueva victoria diplomatica: Israël reconoce la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara

2 minutos de lectura

BOUBEKRI MOHAMMED YASSER

El Rey Mohammed VI ha recibido una carta del Primer Ministro de Israel, Binyamin Netanyahu. Mediante esta carta, el Primer Ministro israelí llamó la atención del Soberano sobre la decisión del Estado de Israel de “reconocer la soberanía de Marruecos sobre el territorio del Sáhara Occidental”.

En este sentido, el Primer Ministro israelí indicó que esta posición de su país quedará “reflejada en todos los actos y documentos pertinentes del Gobierno israelí”.

Destacó además que dicha decisión será “transmitida a las Naciones Unidas, organizaciones regionales e internacionales de las que Israel es miembro, así como a todos los países con los que Israel mantiene relaciones diplomáticas”.

En su carta al Soberano, el Primer Ministro israelí informó que Israel examina positivamente “la apertura de un Consulado en la ciudad de Dakhla”, y ello, en el marco de la concreción de esta decisión de Estado.

Esta decisión israelí es una gran victoria para el Reino consolida el apoyo internacional a la integridad territorial del Reino y refuerza la muy favorable dinámica creada gracias a la Visión Clarividente y al Impulso Real en los últimos años.

Citaremos como ejemplo el reconocimiento estadounidense de la marroquinidad del Sáhara, el apoyo al Proyecto de Autonomía por parte de más de 15 países europeos, entre ellos Alemania, España, Países Bajos, Suiza, Austria, así como la apertura de 28 consulados de Países africanos, árabes y latinoamericanos en las provincias saharianas.

Este reconocimiento sin duda facilitará y alentará las inversiones israelíes e internacionales en las Provincias del Sur del Reino.

Finalmente, es necesario subrayar que fuentes oficiales marroquíes afirman que esta victoria diplomática no modificará en modo alguno la posición constante de SM Mohammed VI, Presidente del Comité Al Quds, a favor de los legítimos derechos del pueblo palestino, a quien el Soberano ha elevado a la categoría de causa nacional, al igual que el asunto del Sáhara.