1 de febrero de 2023

HorraPress

El centro Europeo de la prensa libre

Recibimiento legendario para una selección de leyenda.

4 minutos de lectura

MOHAMMED YASSER BOUBEKRI

El Rey de Marruecos, Mohammed VI acompañado del Príncipe Heredero Moulay El Hassan y el Príncipe Moulay Rachid, recibieron este martes en el Salón del Trono del Palacio Real de Rabat, a los integrantes de la Selección Nacional de Fútbol, ​​tras su brillante actuación en la Copa del Mundo de la FIFA, Qatar 2022 .

Durante la audiencia, el Soberano condecoró al Presidente de la Real Federación Marroquí de Fútbol, ​​Sr. Fouzi Lakjaâ, al entrenador de la Selección Nacional, Sr. Walid Regragui, y a los jugadores de la selección, que estuvieron acompañados de sus madres, Royal Ouissams.

Marruecos puso en marcha un impresionante protocolo de seguridad para recibir a los Leones del Atlas el 20 de diciembre de 2022. La movilización de 8.000 agentes para asegurar el camino recorrido por el autobús de la selección nacional. Se han desplegado en el lugar unidades especializadas en asegurar eventos importantes, equipos de respuesta a emergencias y patrullas móviles.

Al clasificarse cuartos en la Copa del Mundo de 2022, los Leones de Altas lograron una actuación histórica porque no tiene precedentes en los anales del fútbol, para un país norteafricano, africano, árabe y musulmán.

Marruecos habrá dejado su huella en esta competición, despertando entusiasmo y un fervor poco común en todo el mundo, que ha trascendido fronteras, espiritualidades y diferencias geoestratégicas.

Los Leones de Altas brillaron mostrando los valores universales que hacen la fuerza del modelo marroquí, bajo la previsora dirección de Su Majestad el Rey, a saber, la audacia, la fuerza de convicción, la disciplina, la solidaridad y el altruismo, además del respeto por la los demás y los valores familiares.

Este modelo universal, así llevado por el Once Nacional, como seña distintiva del Reino en el concierto de las Naciones, ha sido reiteradamente destacado a través de la emoción y las celebraciones suscitadas por las victorias de Marruecos en este Mundial, desde Tel Aviv, hasta Gaza. , de El Cairo a París, pasando por Nueva York, París o incluso Dakar y Jartum.

El famoso periódico estadounidense “New York Time” señaló brillantemente que “cualquiera que sea el ganador de la Copa del Mundo, esta Copa del Mundo habrá sido la de Marruecos”.

La hazaña de los Leones del Atlas ha supuesto, en conjunto, un hito psicológico para los países africanos, árabes y musulmanes, y más ampliamente, para las naciones supuestamente pequeñas a las que se les permite soñar con formar parte de las grandes ligas.

La hazaña de los Leones del Atlas consagra a Marruecos como un país históricamente pionero que viste con orgullo los colores del Magreb, África y el mundo arabo-musulmán.

Los Leones del Atlas se han convertido en un motivo de orgullo para marroquíes, árabes y africanos, que siguen expresando su satisfacción por los logros de la selección marroquí, que ha desafiado a varias potencias del fútbol mundial y ha dado esperanza a países antes marginados en el mundo del fútbol. , creer en la victoria y crear sorpresa.

Los Leones del Atlas, con sus logros, marcaron la historia del fútbol y empujaron a varios países, así como a personas de diversos ámbitos, a creer en las potencialidades de Marruecos y de los marroquíes.

El espíritu de lucha de los jugadores marroquíes, varios de los cuales se empeñaron en repetir en semifinales y cuartos de final, a pesar de sus lesiones y del desgaste provocado por la serie de partidos, despertó el interés por el origen mismo de la denominación “Leones de el Atlas” y restauró la imagen del fútbol marroquí, a nivel internacional, con los valores ancestrales anclados en la sociedad marroquí (fe, paciencia, perseverancia, bendición de los padres, competitividad, solidaridad, espíritu de familia…).

La carrera de la selección nacional de fútbol, habiendo impulsado todo lo relacionado con el Reino de Marruecos, ha generado un interés sin precedentes por la cultura marroquí, el patrimonio histórico, el dialecto marroquí (al que se han iniciado en Qatar nacionales de varios países), pero también por el potencial económico y turístico, las perspectivas de inversión y las infraestructuras, en particular el fútbol… que ha llevado así a Marruecos a lo más alto de los países codiciados en varios campos.

Las notables actuaciones de los jugadores de la selección nacional, elogiadas unánimemente, y en especial por los principales clubes internacionales, han arrojado luz sobre las habilidades de la plantilla nacional y de los miembros de la Academia de Fútbol Mohammed VI, ahora considerada por ciudadanos de países africanos, como un ejemplo a seguir y una escuela por derecho propio, dando esperanza a la juventud africana para brillar en los eventos internacionales de fútbol.

La gran red de suelo local, fruto de una política proactiva impulsada desde hace varios años por Su Majestad el Rey, es una apuesta por el talento joven de todo Marruecos. Estas canchas facilitan que los jóvenes y los clubes de barrio accedan a estructuras que cumplan con los estándares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *