Al enlace, celebrado en Nochevieja y en el que un gran número de asistentes no llevaba mascarilla, acudieron tres consejeros del gobierno local. 

Con la boda llegó la polémica. La Guardia Civil y el área de Salud Pública de Melilla han abierto una investigación a raíz del enlace con alrededor de 100 invitados celebrado el pasado 31 de diciembre entre Latif El Fahmi, secretario personal de la consejera de Hacienda, Empleo y Comercio, Dunia Almansouri, y la pareja de éste.

Ese día, las medidas impuestas por el gobierno local a causa de la pandemia impedían reuniones de más de seis personas durante la cena de Nochevieja, mientras que el toque de queda estaba fijado a la una de la madrugada. Sin embargo, según el Boletín Oficial de Melilla publicado horas antes del inicio de las pasadas Navidades, las bodas estaban permitidas si se ocupaba un tercio del aforo total del recinto. Continuar leyendo