Med Yasser Boubekri

Tras el trágico incidente que costó la vida al niño Rayan Aourram, el Rey Mohammed VI de Marruecos tuvo una llamada telefónica, el 5 de febrero de 2022, con Khaled Aourram y Ouassima Kharchich, padres del difunto quien murió tras caer en un pozo.

En esta dolorosa ocasión, el Monarca expresó su sentido pésame y su sincera compasión a todos los miembros de la familia del difunto en esta dolorosa prueba, siendo la voluntad divina imparable.

Su Majestad aseguró que había seguido de cerca la evolución de este doloroso incidente y que había dado sus instrucciones a las autoridades concernidas para que tomaran las medidas necesarias y desplegaran todos los esfuerzos posibles para salvar al difunto.

El Soberano expresó su consideración por los incansables esfuerzos realizados por las diferentes autoridades, fuerzas públicas y actores asociativos, así como por las muestras de solidaridad y amplia simpatía expresadas hacia la familia del difunto por las diferentes categorías y familias marroquíes, en esta dolorosa circunstancia.

La muerte del niño ha sido confirmada en un comunicado de la Casa Real marroquí el sábado por la noche. Rayan cayó el día 1 de febrero 2022 en un pozo descubierto de 32 metros de profundidad cerca de la casa de su familia en el municipio de Tamorot, en la provincia de Chefchauen, en el norte de Marruecos.

Tras un primer intento fallido de rescate a través del pozo por el que cayó en niño se ha optado por perforar un pozo paralelo y luego acceder al lugar donde se encuentra el niño.