“La ultraderecha se alimenta del mensaje del miedo y aquí, por desgracia, es un mensaje que tiene mucho calado”, denuncia Fatima Hamed, diputada regional desde 2007, la primera en la historia de Ceuta en tomar posesión cubierta con hiyab

La abogada Fatima Hamed (Ceuta, 1978) tomó posesión por primera vez de un acta como diputada regional de la Ciudad Autónoma —un cargo al que prefiere denominar con el término “concejala”— el 16 de junio de 2007. Hacerlo con velo islámico atrajo los focos de los medios nacionales, aunque ella siempre se propuso “separar la religión de otras actitudes” en una ciudad con solo 19 kilómetros cuadrados y 85.000 habitantes que considera “una de las grandes desconocidas de este país”.

“Soy todo aquello que Vox no soporta: una española que se llama Fatima, que lleva hiyab y que representa al pueblo de Ceuta”, espetó a los “fachas” en el último debate sobre los Presupuestos de la administración local, en el que se confirmó la ruptura del PP local con la extrema derecha tras doce meses en una tensión social y política sin precedentes que, lamenta, se quebró más por un movimiento estratégico que por “convicción ideológica”.  Continuar leyendo