Todavía quedan otros ocho fugados y se tiene constancia de que al menos dos de ellos abandonaron la isla en un ferry

El Juzgado de Instrucción número 2 de Inca, en funciones de guardia, ha ordenado este miércoles el ingreso en prisión comunicada y sin fianza para los cuatro detenidos que huyeron del avión marroquí en el aeropuerto de Palma el pasado 5 de noviembre y fueron apresados ayer.

Una vez adoptada esta decisión en relación con los 4 últimos de los 16 detenidos en total, el juzgado de Inca se inhibirá de la causa porque el que está instruyendo el caso es el Juzgado de Instrucción número 6 de Palma, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares.

Previamente, la Policía Nacional y la Guardia Civil detuvo este pasado martes en el municipio mallorquín de Sa Pobla a cuatro de los trece hombres que permanecían fugados desde la noche del pasado 5 de noviembre tras huir de un avión que volaba de Marruecos a Turquía y aterrizó en Palma por una falsa urgencia médica.

Según informaban fuentes policiales, las detenciones se llevaron a cabo anoche y los detenidos pasarían a disposición judicial en Inca durante este miércoles.

El arresto se llevó a cabo en una plaza de Sa Pobla en una operación conjunta entre la Guardia Civil y la Policía Nacional, que investigaban el paradero de los trece fugados tras la detención, entre el 5 y el 6 de noviembre, de otros doce huidos del avión que están en prisión preventiva acusados de sedición, entre otros delitos.

Todavía quedan otros ocho fugados y se tiene constancia de que al menos dos de ellos abandonaron la isla en un ferry. Estos dos de los trece hombres sobre los que se había dictado orden de busca y captura viajaron en barco a Barcelona a la mañana siguiente del incidente que mantuvo bloqueado el aeropuerto de Mallorca, el tercero con más tráfico del país, durante casi cuatro horas en la noche del viernes 5 de noviembre.

Los doce pasajeros fugados que fueron detenidos esa noche y a la mañana siguiente en Palma y en el municipio de Marratxí, contiguo a las pistas del aeropuerto, fueron puestos a disposición judicial el miércoles 10.

Una jueza de Palma decretó para todos ellos, incluido el que supuestamente simuló un coma diabético para forzar el aterrizaje de emergencia en suelo español, prisión provisional sin fianza por presunta sedición, favorecimiento de la inmigración ilegal y coacciones.

“Caos” y “agresividad” vivida en el avión

En su auto, la magistrada recogió que los miembros de la tripulación no cerraron las puertas del avión de Air Arabia Maroc, pese a las recomendaciones de los responsables de coordinación, por temor a ser agredidos por los pasajeros que participaron en el motín.

El comandante de la aeronave destacó en su declaración el “caos” y la “agresividad” vivida en el avión, tanto que los miembros de la tripulación sufrieron empujones y una de las azafatas tuvo que ser asistida por las lesiones causadas.

Pese a las órdenes del comandante de permanecer tranquilos a la espera de la toma de decisiones, indicó la jueza, hubo “una desobediencia clara” por parte de algunos de los pasajeros y se produjeron agresiones a la tripulación antes de la huida a través de las pistas que obligó a suspender las operaciones en el aeropuerto por motivos de seguridad.

Tras las detenciones de este martes por la noche son nueve los inmigrantes fugados que siguen en busca y captura.

Fuente