El Gobierno aprobará el próximo martes una aportación de 100 millones de euros adicionales para paliar la subida del precio de la luz, que irán destinados a los 1,2 millones de hogares vulnerables españoles ante la llegada del invierno. Pedro Sánchez también ha adelantado en la clausura del congreso del PSOE de Extremadura que ese real decreto ley incluirá la protección de los contratos de las industrias y empresas frente al alza de precios y aportará mayor transparencia y control en los precios de la tarifa eléctrica ante las empresas energéticas.

El presidente del Gobierno ha reconocido que su propuesta para dar una respuesta comunitaria a la crisis energética ha encontrado la resistencia de Bruselas, pero ha insistido en que el Consejo Europeo, “gracias al liderazgo de España”, ha empezado a plantearse cómo abordar el problema del precio de la energía. “Es evidente que tenemos que hacer cosas a nivel europeo, que tendremos que revisar ese marco y directiva a nivel comunitario. Si en la vacunación es evidente que hemos sido más fuertes unidos, ¿por qué no hacemos lo propio con los países productores de gas? Si pesamos más siendo 400 millones de personas [la población de la UE] en vez de 47 millones, ¿por qué no avanzamos en ese camino de negociación conjunta de compra de gas frente a grandes países como China o India?”, ha planteado. Sánchez entiende que esa respuesta común podría servir frente a la “especulación” en los precios del mercado de emisiones de CO₂. “En Europa las cosas van más lentas de lo que me gustaría, pero vamos avanzando. Soy cabezón y lograremos que haya un planteamiento de respuesta comunitario a la crisis de la energía”, ha sentenciado.

Los precios de la electricidad se han disparado desde hace meses en los principales mercados mayoristas europeos, efecto del encarecimiento del gas en las plazas internacionales y de los derechos europeos de emisión de CO₂ tras la fuerte recuperación de la demanda tras los parones causados por la pandemia. El precio medio diario del megavatio hora (MWh) en el mercado mayorista español lleva 12 días seguidos por encima de los 200 euros (mañana lunes se situará en los 225,36 euros), una cota impensable hace unos meses.

Pese a esta escalada, el presidente del Gobierno se ha comprometido a que la factura de la luz de los consumidores cierre 2021 en el mismo nivel que 2018. Para lograrlo, y tras varios encontronazos entre los dos socios de Gobierno, el Ejecutivo lanzó a mediados de septiembre un plan de choque que amplía las rebajas fiscales y recoge una minoración de los beneficios extra obtenidos por las centrales no emisoras de CO₂, un asunto que ha llevado a un choque frontal entre el Ministerio para la Transición Ecológica y las grandes eléctricas afectadas por la medida.

Ley de vivienda

La Ley de Vivienda también irá al Consejo de Ministros de este martes. Lo hará en plena disputa entre el PSOE y Unidas Podemos por la reforma laboral y con novedades como la prohibición de la enajenación de vivienda social a fondos especulativos. Una práctica que los últimos años han realizado comunidades autónomas como Madrid. “No se va a desamortizar nunca más la vivienda pública en nuestro país”, ha sido taxativo Sánchez. “Por fin, después de más de 40 años de democracia, vamos a aprobar la primera ley de vivienda de la historia para lograr convertir un derecho que está en la Constitución en un verdadero derecho para nuestros jóvenes y aquellas personas que se sienten excluidos de comprar o alquilar una vivienda. Hay que dejar de concebir la vivienda como un problema y sí como un derecho”, ha enfatizado ante un millar de militantes y cuadros socialistas.

Sánchez, que no ha citado expresamente a Unidas Podemos, ha trasladado a lo largo de su intervención la idea implícita de que las medidas de su Ejecutivo no son exclusivas de un ministerio. Esto es, se tratan de un proyecto compartido por los dos socios de la coalición en el que la última palabra la tiene el presidente. Y que si hay un partido de Gobierno, ese es el PSOE, con tres presidentes socialistas desde la restauración de la democracia. “Hace muy poco tiempo nos criticaban por ser socialdemócratas y ahora algunos nos critican por ser supuestamente poco socialdemócratas. Somos el partido que ha logrado los avances sociales, las conquistas laborales, las libertades civiles y lo vamos a seguir haciendo. Le pese a quien le pese, aquí está el PSOE”, ha reivindicado.

“Gobernamos para revalorizar las pensiones, para proteger con los ERTE a los trabajadores de la mayor calamidad que hemos vivido en 100 años, para lograr un ingreso mínimo vital, para subir el salario mínimo y acabar con la pobreza infantil. Gobernamos para las grandes mayorías sociales de España. Esa es la razón de ser del PSOE”, ha incidido Sánchez citando varias de las iniciativas estrellas del Gobierno. Entre ellas sobresalen varias de las medidas en las que se ha involucrado el Ministerio de Trabajo, que dirige Yolanda Díaz, molesta por el protagonismo que el presidente ha otorgado a la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, en la reforma laboral.

Fuente El País