El PSOE y Unidas Podemos han conseguido cerrar un acuerdo para la nueva ley de vivienda. Estas son las claves de la nueva norma.

El PSOE y Unidas Podemos llegaron a un acuerdo este martes para poner en marcha la nueva ley de vivienda, que incluirá la regulación de los precios de alquiler en las zonas tensionadas e impondrá un recargo del IBI del 150% a las viviendas vacías, al tiempo que se creará un bono de 250 euros mensuales para facilitar que los jóvenes puedan independizarse.

Este acuerdo, criticado por el sector y la oposiciónha sido la llave para que ambos socios del Gobierno de coalición pudieran también pactar los Presupuestos de 2022 y está a medio camino entre la exigencia de Podemos de que se limitaran los precios del alquiler y la negativa inicial del PSOE a intervenirlos. La norma, que será aprobada por el Consejo de Ministros “en las próximas semanas”, llega después de un año de discusión entre ambos. Estas son las principales medidas acordadas.

Regulación de precios

La futura ley de vivienda incluirá la regulación el precio del alquiler para los grandes tenedores, aquellos con más de 10 viviendas, que deberán bajar por ley los alquileres en base al índice de referencia para todos los contratos en las zonas de mercado tensionadas. Las comunidades autónomas serán quienes soliciten al Gobierno la declaración de zonas de mercado de alquiler tensionado.

Además, a las personas físicas propietarias de viviendas en alquiler en estas zonas se las obligará a congelar el precio, aunque, si están dispuestas a bajarlo, se les aplicarán bonificaciones fiscales que pueden llegar al 90 % sobre las rentas que los propietarios obtengan en caso de bajar precio respecto al contrato anterior en las zonas tensionadas.

Según ha explicado el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, con la nueva ley se van a “contener y reducir los precios del alquiler“, con “un paquete muy potente de bonificaciones fiscales para los propietarios, para incentivar la reducciones de los precios”.

Impuesto a pisos vacíos

La nueva norma incluirá un impuesto para las viviendas vacías a través del recargo del IBI hasta el 150%, según Podemos, con algunas excepciones. En este caso, serán los ayuntamientos quienes lo apliquen. Uno de los primeros en oponerse a esta nueva medida ha sido el alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida que ha prometido que en la capital articularán todas las medidas necesarias para que los madrileños “no se vean repercutidos en este alza injustificado del IBI por parte del Gobierno de la nación”.

“Tendremos que ver qué es lo que hace el Gobierno”, pero remarcó que “si obliga a que haya que hacer un recargo del 150%, tendrá que modificar la Ley de Haciendas Locales e imponer esa obligación“, apuntó.

Aumenta el parque público de vivienda

Asimismo obligará a reservar para vivienda protegida el 30% de las promociones y a destinar la mitad de ese porcentaje al alquilar social, con lo que el Ejecutivo confía en “incrementar de manera muy notable el parque público”.

Bono joven de 250 euros para el alquiler

Pedro Sánchez anunció que en paralelo se impulsará la creación de un bono de 250 euros al mes para jóvenes de entre 18 y 35 años, con rentas anuales inferiores a 23.725 euros, con el objetivo de facilitar su emancipación. Fuentes gubernamentales han apuntando que este bono estará incluido en los Presupuestos de 2022 y estará vigente durante los dos próximos años.

Además, se va a complementar con más ayudas directas al alquiler de hasta el 40 % de su precio para las familias más vulnerables, detalló el presidente quien subrayó que España debe conseguir “adelantar” la edad de emancipación de los jóvenes y situarse en la media europea, que es de 26 años.

Fuente