El pasado 21 de septiembre, el rey de Marruecos, Mohamed VI, recibía un premio, el Jean Jaurès de la Paz, que una gran parte de la prensa del país vecino tildaba de prestigioso, explicando los motivos por los que el jurado había acertado de pleno en su decisión. Sin embargo, dos medios digitales, Le Desk y Yabiladi, se han percatado de un detalle importante: ese premio no existe.

Tal y como recoge en España Vanitatis, este reconocimiento que le otorgaron al monarca de 58 años es falso y, quizá debido a las restricciones a la libertad de prensa, solo esos dos diarios se han atrevido a publicar algo al respecto, siendo Le Desk, además, el más beligerante con el silencio mediático del resto de periodistas, titulando su reportaje Premio Jean Jaurès atribuido a Mohamed VI: autopsia de un fracaso de los medios de comunicación, en el que ponen el foco en el nulo espíritu crítico y de contrastar noticias de aquellos periódicos que únicamente copiaron y pegaron el comunicado del CEPRC.El CEPRC es el Centro Europeo para la Paz y la Resolución de Conflictos, cuya sede es en París y en cuya página web, ahora mismo, sigue apareciendo que Mohamed VI es el primer galardonado con el Jean Jaurès por su “contribución a la edificación de una sociedad justa y en paz entre hombres y entre naciones y su muy loable labor a favor de la promoción y del desarrollo de África mediante su diplomacia económica, de seguridad, humanitaria, cultural y espiritual”.Desde los diferentes canales de televisión, así como en los medios, se leyó que el monarca había sido elegido entre 761 candidaturas y se explicaba quién fue Jean Jaurès: uno de los primeros promotores del partido socialista francés, fundador del diario L’Humanité, defensor de postulados antibelicistas y en favor de la paz y que fue asesinado el 31 de julio de 1914 debido a su oposición a la Primera Guerra Mundial.

Continuar leyendo