Europa no es consciente de la guerra del Sahel. Si no intervenimos de forma determinada e inmediata, será una catástrofe humanitaria insoportable para Europa por la gigantesca oleada de inmigración desesperada huyendo de una muerte segura