Por: Mohammed Chafih El Mrabet

Cuando te conocí

Pensaba haber encontrado

Una joya sin igual,

Me sentía muy contento,

Muy afortunado

Y me felicitaba todo el rato

Por este gran

Descubrimiento casual…

Te veía como una princesa

Que deslumbra a su entorno,

Como la rosa más hermosa

Del jardín de mi vida,

Como la perla más brillante

Que desborda feminismo,

Ternura y sensualidad…

Mas todo era un espejismo,

Un mal sueño, una pesadilla

Que acabará

Arruinando mi vida,

Llevándome al borde

De la locura y de la brutalidad…

Tuve que salvarme

De tus garras asesinas,

Que mataban mis sueños,

Mis ambiciones,

Mis deseos de vivir

Una vida romántica y tranquila,

Lejos de los disturbios,

Traiciones y de la fatalidad…

Ya llevamos años

Con nuestros caminos separados,

En los cuales he tenido

Otros amores y otras experiencias,

Se me han abierto

Nuevos horizontes y nuevos caminos

Hacia la paz interna,

El romance y la felicidad…