La normalización de las relaciones entre Israel y Marruecos, y el reconocimiento estadounidense de la soberanía marroquí sobre el disputado Sáhara Occidental, han despertado el interés en la historia de los judíos de Marruecos, incluso durante los años del Holocausto.

Desafortunadamente, algunos “expertos”, en su entusiasmo por estos desarrollos, han descrito engañosamente la liberación aliada del norte de África en 1942 como la liberación simultánea de los judíos de la región de sus perseguidores nazis y vichyitas. Esa narrativa documenta la dura realidad de lo que sucedió después de la victoria de los Aliados. La historia completa de cómo el presidente Franklin D. Roosevelt trató a los judíos en Marruecos y en otras partes del norte de África es un capítulo profundamente alarmante en la historia de su administración. Continuar leyendo