El rumor de un posible traslado de la base naval estadounidense de Rota, Sur de España, a un puerto del Atlántico marroquí, presumiblemente a Tan Tán   o Dajla, rebotó con más insistencia en los últimos días y trae de cabeza a los españoles.

   En el parlamento español, el partido de extrema derecha Vox ha urgido al gobierno central a dar explicaciones y a defender los intereses del país. Para calmar los ánimos, la ministra de exteriores, Arancha González Laya, dijo el 4 de enero que la base de Rota “no corre ningún peligro”. Continuar leyendo