La jueza de la Audiencia Nacional María Tardón destaca que tras una “investigación particularmente compleja y exhaustiva”, no se ha acreditado la existencia de alguna actividad delictiva.

En un auto, La magistrada subraya que después de una “investigación particularmente compleja y exhaustiva ” de casi dos años, no se ha acreditado la existencia de cualquier acción penal por parte del imputado, como indicó el fiscal en su solicitud de sobreseimiento. .

La denuncia fue presentada en junio de 2019 por un ex empleado de la fundación, Federico Rettori . Afirmó que Messi y su séquito aprovecharon la fundación para recibir pagos personales y así evitar pagar impuestos.

Rettori denunció que “fondos que inicialmente estaban destinados a acciones sociales han sido desviados a otro tipo de actividades privadas a cuentas distintas a las declaradas por la fundación”.

Así, Leo Messi puede dar un suspiro de alivio tras la denuncia interpuesta por Rettori. La magistrada no vio indicios de criminalidad en el argentino ni en su fundación.