Horrapress España

 Su objetivo es que España logre la neutralidad climática para 2050. Según esto, todos los sectores, incluida la agricultura, deben contribuir a la descarbonización de la economía.

Por ello, España se despide de las ventas de coches diésel y gasolina a partir de 2040. Un objetivo importante es que el sistema eléctrico sea 100% renovable. Además, está prohibida la producción de hidrocarburos. Todo esto está cambiando paulatinamente la forma de vida de los españoles, sus oportunidades agrícolas, pero incluso el paisaje.

La transición energética permitirá la movilización de más de 200 000 millones de euros en inversiones durante el período 2021-2030. Gracias a las medidas propuestas, el empleo neto aumentará en 250-350.000 al final del período.

Las mejoras incluyen la creación de un sistema que define zonas de sensibilidad y exclusión para las energías renovables por su importancia para la biodiversidad.

El gobierno incorporará diversas medidas para reducir la vulnerabilidad de la agricultura y la silvicultura. Las medidas también deberían servir para mejorar la sostenibilidad y la competitividad de la agricultura familiar.