Interviniendo ante la Comisión Africana de la IS

TRADUCCION SAADOUNE


El conflicto artificial en torno al Sahara marroquí es un vestigio de la guerra fría que algunos buscan perpetuar
El sábado pasado se organizó una importante reunión de la Comisión Africana de la Internacional Socialista por videoconferencia. Se dedicó a la presentación de los desafíos que enfrenta África a todos los niveles, social, político y económico y cómo superarlos y gestionar los conflictos, así como los medios adecuados para lograr la paz. Y la democracia, y garantizar los derechos de los pueblos. del continente africano. En este encuentro participaron personalidades eminentes, entre ellas Luis Ayala, secretario general de la Internacional Socialista, Machij El Karkri, miembro del Buró Político de la USFP, así como representantes de cerca de 30 partidos. En cuanto a la situación económica y social en África, La intervención de Machij El Karkri se centró en “El impacto social y económico de la crisis del Covid-19 en Marruecos”. Destacó los avances sociales y económicos de las últimas décadas, destacando que la crisis del Covid-19 ha sumido a la economía nacional e internacional en recesión y ha repercutido negativamente en ella (pérdida de empleo especialmente para las clases bajas, caída drástica de los ingresos o ingresos por turismo internacional y exportaciones comerciales…). “La respuesta de Marruecos fue rápida y decisiva para hacer frente a la crisis sanitaria del Covid-19 y salvar vidas humanas”, destacó Machij El Karkri. Según él, el Reino tomó, desde el inicio de la crisis sanitaria, medidas importantes como la creación de un fondo especial dedicado a la gestión de la pandemia, apoyando la economía nacional, apoyando a sectores vulnerables, preservando puestos de trabajo y fabricación local a gran escala de mascarillas, respiradores y desinfectantes. También destacó la exitosa campaña de vacunación en Marruecos, señalando que se ha expandido esta semana a personas de entre 40 y 45 años. También recordó que el número total de dosis administradas hasta ahora es de 9 millones y el número de personas que han sido completamente vacunadas es de – 6 millones. Según él, Marruecos aspira a inmunizar al menos al 80% de su población al final de la campaña de vacunación. También destacó el hecho de que Marruecos se encuentra actualmente entre los 20 primeros países en cuanto a dosis de vacunación administradas. afirmando que el Reino está dispuesto a “compartir su experiencia en este asunto con nuestros amigos africanos” y recordando la decisión tomada por nuestro país de ofrecer más de 500.000 dosis de vacunas a Mauritania. Machij El Karkri también destacó que la transparencia y la voluntad colectiva son las dos claves del éxito de la política nacional de lucha contra la pandemia. “Desafortunadamente, estos dos factores están completamente ausentes en los campamentos de Tinduf, donde la población sufre y donde está mal protegida contra los peligros del Covid-19”, martilló Machij El Karkri. “Como partido socialista, expresamos nuestra preocupación por la situación catastrófica que reina en los campamentos de Tinduf y la intransigencia del país anfitrión (Argelia, Nota del editor) que va en contra del consenso internacional sobre la necesidad de disociar lo humanitario de las consideraciones políticas ”, señaló además el miembro del Buró Político de la USFP. Y para pintar un cuadro sombrío de la vida cotidiana de las personas encarceladas en la prisión al aire libre que son los campamentos de Tinduf donde “no hay libre circulación, ni educación, ni salud, ni libertad de expresión, ni respeto a los derechos de las personas”. los hombres, ni los de las mujeres y menos los de los niños ”que son reclutados a la fuerza en las milicias polisaranas. En cuanto a la cuestión del Sahara marroquí, Machij El Karkri destacó que esta cuestión es un vestigio de la guerra fría que algunos buscan perpetuar y cuya no resolución constituye un peligro para la estabilidad y seguridad en toda la región. También destacó la propuesta de autonomía marroquí, que es la única solución creíble, realista y alcanzable a este conflicto artificial. También recordó la dinámica internacional consistente en el reconocimiento de la soberanía de Marruecos sobre su Sahara. Prueba de ello es la apertura de más de 21 consulados generales en las provincias del sur de Marruecos. Si Marruecos aspira a la paz y la resolución de este conflicto, los separatistas del Polisario, con el apoyo de sus mentores argelinos, continúan, según Machij El Karkri, sus maniobras, violando así el acuerdo de alto el fuego que firmaron con la ONU en 1991. Por este motivo, llamó a la Comisión Africana de la Internacional Socialista a trazar una línea de demarcación entre quienes aspiran a la paz y el respeto a los compromisos de la ONU y los separatistas que violan constantemente el alto el fuego en la región, como fue el caso durante el bloqueo del paso de El Guerguarat por parte de la milicia del Polisario, que empujó a Marruecos a asumir sus responsabilidades para restablecer la libre circulación civil y comercial en este paso. También recordó la carta que el Primer Secretario de la USFP había enviado en noviembre de 2020 a los miembros del Consejo de la Internacional Socialista y en la que les había presentado los hechos ocurridos en El Guerguarat. Machij El Karkri también destacó que no es Marruecos el que está bloqueando el proceso político para lograr una solución a este conflicto, sino los separatistas y más precisamente su mentor. “Es necesario que las dos partes realmente implicadas en el expediente”, es decir, Marruecos y Argelia “se sienten a la mesa de negociaciones”, insistió. Durante esta reunión, Machij El Karkri también discutió el Nuevo Modelo de Desarrollo (NMD) cuyo informe final fue presentado recientemente a SM el Rey Mohammed VI por el Presidente de la Comisión Especial sobre el Modelo de Desarrollo, Chakib Benmoussa. Según él, el NMD tiene como objetivo reactivar la maquinaria económica, reducir las desigualdades y poner en marcha una política social ambiciosa, un Estado unido y justo;