El exlíder separatista catalán, Carles Puigdemont, anuncio en un tweet que Marruecos tiene derecho a plantear la cuestión de la soberanía, y “será necesario sentarse a la mesa de negociaciones para resolver la crisis”.

Añadiendo que con motivo de lo ocurrido recientemente en la ciudad ocupada de Ceuta, el diálogo entre España y Marruecos “será necesario para abordar los temas polémicos”.

Y en otro tweet , Puigdemontescribió: “Espero que la Unión Europea no se quede atrás del nacionalismo español. Ceuta y Melilla son dos ciudades africanas, y forman parte de la Unión Europea solo porque son un legado colonial que permitió a los países europeos poseer tierras fuera de su ámbito geográfico.